Escuchar Spotify para aprobar el examen de Historia en selectividad : El futuro es apasionante

Escuchar Spotify para aprobar el examen de Historia en selectividad : El futuro es apasionante

image_pdfimage_print

“En 1474 Enrique IV la palmó y en España se lió un pifostio” asegura Juan Jesús Pleguezuelos. Y tiene razón, porque apenas el rey la espichó, los partidarios de Juana (su hija) y de Isabel (su hermana) se agarraron a mamporros para ver quien se agenciaba la corona. Los textos de la época contaron la historia de otra forma, de hecho en la Crónica de los Señores Reyes Católicos Don Fernando y Doña Isabel de Castilla y Aragón, Fernando del Pulgar escribió: “E luego el rey vino para la villa de Madrid, é dende á quince días gele agravió la dolencia que tenía é murió allí en el alcázar á onze dias del mes de Deciembre deste año de mil é quatrocientos é setenta é quatro años, a las once horas de la noche: murió de edad de cinqüenta años, era home de buena complexion, no bebía vino; pero era doliente de la hijada é de piedra; y esta dolencia le fatigaba mucho a menudo”. Pero narrada de esta forma, la historia seduce menos y, sobre todo, se entiende peor. De esto se dio cuenta Pleguezuelo, un profesor del instituto Virgen de las Nieves de Granada, y por ello se lanzó a producir una serie de vídeos y podcast para ayudar a sus alumnos.

Pero lo que empezó como un pequeño proyecto sin más ambición que echar una mano a los chavales, se convirtió en uno de los contenidos de podcast más demandados en plataformas como Spotify junto a programas de éxito como La vida moderna de Broncano.
“Llevar al móvil del alumno las clases puede ser una herramienta educativa potentísima” asegura Pleguezuelos, quien además de los podcast o el canal de Youtube, también se conecta a Instagram para resolver dudas de selectividad en directo. Toda ayuda es poca, puesto que España (aunque las cifras mejoran año a año) sigue situándose con el 17,9% como el país con mayor porcentaje de abandono escolar temprano dentro de la Unión Europea según datos de Eurostat de 2018. Un porcentaje que además se completa con profesores a menudo superados por un trabajo poco reconocido (un estudio de la Universidad de Murcia aseguraba hace unos años que el 65% de los docentes tenían el síndrome del burnout o estar quemados) y que ha sido duramente golpeado por la crisis.

Pero lejos de rendirse ante la falta de recursos, los recortes en los presupuestos educativos o la desmotivación de los adolescentes, Pleguezuelos (que en su página web se autodenomina “el profesor inquieto”) ha echado mano de la imaginación, el entusiasmo y la generosidad de quien decide compartir sus conocimientos de forma desinteresada. Sus alumnos, no podía ser de otra forma, se lo agradecen consumiendo el contenido en casa, en el autobús o mientras caminan por la calle. Todos reconocen el esfuerzo de este jienense enamorado de la palabra, que se ha convertido en una celebridad entre los estudiantes de muchas partes: “se produce un gran impacto a nivel personal. El estar todos los días recibiendo comentarios de alumnos de toda España, dándome las gracias por lo que estoy haciendo me ha enriquecido muchísimo. Y me ha hecho levantarme y acostarme con una sonrisa de oreja a oreja cuando leía las cosas que me escribían”.

Edición: Noelia Núñez | David Giraldo
Texto: José L. Álvarez Cedena

This content was originally published here.

Deja un comentario