Amazonía en llamas: Evo Morales decretó ley que permitió incendios un mes antes del desastre ecológico | N+1: artículos científicos, noticias de ciencia, cosmos, gadgets, tecnología

Amazonía en llamas: Evo Morales decretó ley que permitió incendios un mes antes del desastre ecológico | N+1: artículos científicos, noticias de ciencia, cosmos, gadgets, tecnología

image_pdfimage_print

Amazonía en llamas: Evo Morales decretó ley que permitió incendios un mes antes del desastre ecológico

Flickr 

La Amazonia se incendia y aunque con justa razón todos los ojos se centran en Jair Bolsonaro, el presidente de Brasil, Evo Morales, su par boliviano no está exento de responsabilidad. De hecho, una ley que promulgó hace un mes, está directamente relacionada con los incendios en la Amazonía boliviana.

De acuerdo Mongabay, el mandatario boliviano, promulgó el 9 de julio el decreto supremo 3973, el cual dio luz verde para que, se autorice el desmonte y quema “controlada” de bosques en los departamentos de amazónicos de Santa Cruz y Beni. Los también llamados “chaqueos”, tienen como fin limpiar el terreno para las actividades agropecuarias en tierras privadas y comunitarias.

Dicho decreto modificó el artículo cinco del DS 26075 por el cual se determinó que “en los departamentos de Santa Cruz y Beni, se autoriza el desmonte para actividades agropecuarias en tierras privadas y comunitarias, que se enmarque en el manejo integral y sustentable de bosques y tierra, conforme a los instrumentos de gestión de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierra (ABT), y sus Planes de Uso de Suelo vigentes (PLUS)”.

Crónica de una tragedia anunciada

Como era de esperarse, la norma fue recibida con rechazo. “Este es un decreto depredador que solo busca consideraciones económicas y se olvida de que la naturaleza se debe manejar de forma profesional y amigable, y no solo ver el tema mercantilista”, dijo a Mongabay, Juan Carlos Ojopi, miembro del Comité Defensor de la Amazonía de la cuenca del río Madera en el departamento de Beni.

Por su parte, Miguel Ángel Crespo, director de la institución Productividad Biosfera Medio Ambiente (PROBIOMA) fue más contundente: “Lo que se está haciendo es establecer el desmonte para la ganadería y legalizar la pérdida de bosque que ya está ocurriendo”. Así mismo criticó la decisión porque asegura que al deforestar estos bosques se agudizan los procesos de desertificación, sequías e inundaciones.

Un mes después, el temor de Crespo se cumplió: para el 18 de agosto los incendios forestales producto ya habían consumido aproximadamente medio millón de hectáreas en el bosque de la Chiquitanía, en la región de Beni. Con esa gigantesca cifra, se cumplen 900.000 hectáreas de bosques en lo que va del año, entre Beni y Santa Cruz.

Respuestas y reacciones

En respuesta, el gobierno ha creado un Gabinete de Emergencia, ha desplegado brigadas de bomberos y ha anunciado que contratará un avión Supertanker para combatir los incendios, pero la ausencia de precipitaciones hace que la situación se vea poco prometedora.   

Por su parte, los activistas exigen derogar la Ley 741 y declarar la inmovilización de los bosques afectados para promover su restauración efectiva, prohibiéndose cualquier asentamiento o conversión a la agricultura de las áreas afectadas.

“Lo que se está haciendo es legalizar la pérdida de bosque”

De acuerdo a la Fundación Amigos de la Naturaleza (FAN) entre los años 2005 al 2018 se han detectado más de 7.1 millones de hectáreas de bosque quemado en todo Bolivia. De esta cifra, el 71% se concentra en Santa Cruz y el 21% en Beni. En el 2018 las áreas quemadas en el Beni sumaron 1.8 millones de hectáreas.

La tasa perdida de bosques en esta parte de Sudamérica sigue siendo mucho menor de lo que era en la década de 2000, cuando decenas de miles de kilómetros cuadrados se perdían cada año.

Sin embargo, algunos investigadores temen que la pérdida de bosques se intensifique hasta llegar a un punto de inflexión en el que el resto del bosque muera y no haya marcha atrás. Recordemos que la deforestación aumenta la temperatura local y reduce las precipitaciones; esto, sin considerar los cambios producidos por el calentamiento global. 
 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”. 

This content was originally published here.

Deja un comentario