Así era la sobrecogedora ave elefante, un plumífero prehistórico que triplicaba el tamaño de un avestruz [FOTOS] | N+1: artículos científicos, noticias de ciencia, cosmos, gadgets, tecnología

Así era la sobrecogedora ave elefante, un plumífero prehistórico que triplicaba el tamaño de un avestruz [FOTOS] | N+1: artículos científicos, noticias de ciencia, cosmos, gadgets, tecnología

image_pdfimage_print

Así era la sobrecogedora ave elefante, un plumífero prehistórico que triplicaba el tamaño de un avestruz [FOTOS]

Pachystruthio dmanisensis dibujada por un artista
Andrey Atuchin

Paleontólogos rusos encontraron en la península de Crimea, Ucrania, los fósiles de un ave que fue la más grande en el hemisferio norte. Según el artículo publicado en Journal of Vertebrate Paleontology, era tres veces más grande que un avestruz y pesaba unos 450 kilogramos. Estas aves vivían en la misma época y en la misma región con los humanos antiguos. Es decir, habitaban en Crimea hace 1. 5 – 1.8 millones de años.

Los epiornítidos, un grupo de aves extintos también conocidos como aves elefantes, vivieron en la isla de Madagascar en el período Cuaternario que comenzó hace unos 2,5 millones de años. Se cree que estás aves no voladoras fueron las más grandes del planeta. Vorombe titan, la especie más grande de aves elefantes, pesaba unos 640 kilogramos, superando en peso incluso a dinosaurios.

Otra especie, los dromornítidos, pesaba hasta 500 kilogramos y vivía en Australia y Tasmania, cazando a otros animales. Los aves del hemisferio norte no solían alcanzar tamaños tan impresionantes. Por ejemplo, los gastornithiformes que vivían en Eurasia y América del Norte hace 40-60 millones de años supuestamente pesaban hasta 200 kilogramos. Y el peso de ave más grande de nuestros días, el avestruz africano, no supera los 160 kilogramos.

La cueva de tesoros paleontológicos 

Ahora, un equipo de paleontólogos rusos, liderados por Nikita Zelenkov del Instituto Paleontológico de Academia de Ciencias de Rusia, encontraron en Crimea los fósiles de un ave enorme, cuyo tamaño era tres veces más grande que un avestruz.

Se encontraron en la cueva kárstica de Tavrida que fue descubierta solo el año pasado durante la construcción de la carretera federal. Además del fémur derecho de un ave no voladora, los científicos encontraron allí muchos restos de animales ya extintos, como un mamut (Mammuthus meridionalis), un rinoceronte de especie elasmoterio, varias especies de ciervos y caballos, guepardos gigantes y hienas. Tras analizar los fósiles de un toro extinto, Leptobos, y un bisonte, que vivían al mismo tiempo, los científicos comprobaron que la edad de los restos fue de 1,5 a 1,8 millones de años.

Cueva de Tavrida
La Unión de los Espeleólogos de Rusia

El ave elefante que huía de los depredadores

El ave elefante encontrada en Crimea, llamada Pachystruthio dmanisensis, pesaba unos 450 kilogramos. Eso la convierte en un ave más grande nunca antes vista en el hemisferio norte. En comparación con otros representantes de los epiornítidos, P. dmanisensis tenía los pies más elegantes y largos.

Todo indica que era capaz de correr bastante rápido. Según los paleontólogos, esa capacidad era muy útil, puesto que los aves en esta zona vivían rodeadas de grandes depredadores. Por otro lado, los P. dmanisensis eran mucho más pesados ​​que los avestruces y, aparentemente, eran inferiores a ellos en velocidad. Sus parientes, Pachystruthio pannonicus, vivían en el territorio de la Hungría moderna.

Los autores del artículo señalan que P. dmanisensis vivió paralelamente a los primeros humanos. Los restos de personas más antiguas de Europa que vivieron hace 1.7-1.8 millones de años estaban en la ciudad georgiana de Dmanisi.

Anteriormente, el estudio mostró que el ave elefante más grande que vivía en Madagascar habría sido un animal nocturno y casi ciego. Al parecer, fueron exterminadas por humanos desde hace 500 a 1.000 años atrás.

Yana Berman
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.

This content was originally published here.

Deja un comentario