Cosas que un gamer odiaría que pasaran en Navidad | TierraGamer

Cosas que un gamer odiaría que pasaran en Navidad | TierraGamer

image_pdfimage_print
By  | 

El mundo de los videojuegos no es invulnerable y puede ocurrir una dolorosa catástrofe tecnológica o social que podría impedir tu diversión en estos días

La Navidad no es una festividad a prueba de fallos, siempre puede ocurrir alguna catástrofe que te impide disfrutar tranquilamente de la Noche Buena y el 25 de diciembre sin que suceda alguna clase de contratiempo. Tal vez alguien olvidó comprar el pan para la cena o simplemente no están listos todos los regalos (si es así, sigue nuestra guía salvadora).

Como gamer, aunque no te guste el término, sabes que las cosas en estos días se pueden poner muy mal, porque los agentes que arruinan la Navidad pueden ser internos y externos y aquí enumeramos esas cosas que odiarías que pasaran durante estas fechas.

La caída de los servicios

PlayStation Network y Xbox Live son propensos a recibir ataques
de Denial of Sevice (DoS Attack). Casi todos los años, los hackers logran hacer
de las suyas. ¿Sucederá de nuevo?

Descargas forzosas que te quitan tiempo

Es 25 de diciembre por la mañana y estás listo para jugar ese título que te acaban de regalar, lo instalas, lo arrancas y… Actualización de un parche de 8 GB… Luego otro de 16… Y si es Fallout 76, 47 GB. Sufres porque no tienes suficiente tiempo y el 26 sí debes ir a trabajar.

El hardware comienza a fallar

Tienes tu PS4 o Xbox One desde que salieron. Han sido unos
fieles compañeros de cientos de aventuras, pero ¿les has brindado el suficiente
mantenimiento? También que hay limpiarlas, quitarles el polvo y tener cuidado
con ellas. No esperes al 25 de diciembre a que suceda lo inevitable.

Te regalaron un juego, pero no estás en casa

Pasaste la Navidad con tu hermana que vive fuera de la ciudad. La cena fue buena, visitaste el centro y hasta te regalaron Red Dead Redemption 2 o Marvel’s Spider-Man y no estás en casa para jugar. Sí, la vida es cruel y no vueles sino hasta un par de días. Puede que tus sobrinos tengan consola, pero, tal vez no es la misma que la tuya. Sí, la vida es cruel.

Cumplir con otras responsabilidades

Si bien la Navidad es considerada por la mayoría como el periodo que pasas cenando y pasando el tiempo con la familia, la realidad es que, el mero 25, la tertulia sigue y la convivencia no para. Justo cuando crees que te pondrás a jugar, vas a terminar ayudando con el recalentado, lavando platos o poniéndote al día con la tía que solo te pregunta si ya te vas a casar cuando lo único que deseas es pasar el día jugando frente a la pantalla.

Lo peor que puede suceder es que todos te pidan que les
pongas ROMA y el único dispositivo en casa que puede cumplir con esa función
es, tu consola.

Así es como la Navidad se va al demonio rápido y tú no pudiste jugar. Ojalá no pases por esto y disfrutes mucho del gaming.

This content was originally published here.

Deja un comentario