El Rey llega a la cena del Mobile pese a los intentos de bloqueo de los radicales

El Rey llega a la cena del Mobile pese a los intentos de bloqueo de los radicales

image_pdfimage_print

El rey Felipe VI participa ya en la cena de inauguración del Mobile World Congress, en el Palau de la Música de Barcelona. El monarca ha accedido al Palau, pese a los intentos de los independentistas de bloquear su llegada, concentrándose en las principales calles de acceso.

El Rey ha llegado alrededor de las 19.30 horas de este domingo al Palau, envuelto de fuertes medidas de seguridad de Mossos d’Esquadra y Policía Nacional debido a las protestas de manifestantes en los aledaños del edificio, convocadas por los Comités de Defensa de la República (CDR) contra el Rey por su postura tras el 1-O.

Los manifestantes han cortado todos los accesos, entre gritos de “Fuera el Borbón”.

📣[TOTHOM ALS CARRERS] 📣

Avui a les 17:30 ens trobem a Plaça Urquinaona i a Avinguda de la Catedral. Si el Rei vol sopar, sopar li donarem!

▪️Porteu cassoles, xiulets i altaveus. Soroll i xivarri, que s’escolti la veu del poble‼️#DESTRONEMLOpic.twitter.com/eC6VMKtPXg

— #ElPoderDelPoble (@CDRCatOficial) February 25, 2018

El Rey ha llegado al Palau de la Música con la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y lo han recibido el ministro de Industria, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal; el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, y el director general de GSMA, Mats Granryd.

En el vestíbulo lo han recibido el presidente del Grupo Banco Mundial, Jim Yong King; la ministra de Información y Telecomunicaciones de Pakistán, Anusha Rahman Ahmad Khan; el ministro de Tecnología de la Información de Egipto, Yasser El Kady; el embajador de China en España, Lyu Fan, y el secretario de Estado para la Sociedad de la Información de España, José María Lassalle.

También estaban la alcaldesa de L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona), Núria Marín; el presidente del consejo de administración de GSMA, Sunil Bharty, y su consejero delegado, John Hoffman; el presidente de Fira de Barcelona, Josep Lluís Bonet, y el director general, Constantí Serrallonga; el presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Miquel Valls, y el director general de la Fundación Mobile World Capital Barcelona, Carles Grau.

En la mesa presidencial de la cena -con unos 200 asistentes en total- Felipe VI está acompañado por 17 personas; a su lado derecho se sienta la vicepresidenta del Gobierno y, a su izquierda, el director general de GSMA, Mats Granryd.

Tensión entre los manifestantes

Las concentraciones, numerosas, han obligado a los Mossos a cortar una de las principales calles de Barcelona, la Via Laietana, que conecta con el Palau, y están vigiladas por fuertes medidas de seguridad.

Las inmediaciones del Palau albergan manifestaciones de distinto signo: por un lado, la convocada por los independentistas, con gritos de “Fuera el Borbón” y caceroladas, y otra a favor de la presencia del monarca.

La Coordinadora de Tabarnia ha reunido este domingo a unas 500 personas  en apoyo al Rey y contra la independencia. Algunos manifestantes se han acercado a la zona donde se encontraban los secesionistas, lo que ha provocado momentos de tensión y enfrentamientos verbales.

En la plaza de Cataluña, el portavoz de la Coordinadora, Jorge Ibáñez, ha leído un manifiesto en el que dice que esta entidad busca “hacer confluir la voluntades y las esperanzas que han generado el nacimiento del fenómeno de Tabarnia”.

Los CDR han convocado a través de las redes sociales a concentrarse en las principales calles de acceso al Palau, para impedir la llegada del Rey.

📢 NECESSITEM SER MOLTES MÉS!
La gent que es vagi incorporant que vagi a Jaume I, totes les altres seguim als punts:
Pl. Urquinaona
C/ Jonqueres
C/ Ortigosa
C/ St. Pere més Alt
C/ Mare de Déu del Pilar
C/ Verdaguer i Callís
C/ St. Pere més Baix
Av. Francesc Cambó

— #ElPoderDelPoble (@CDRCatOficial) February 25, 2018

Los independentistas han difundido una guía de instrucciones para actuar frente a la “represión”.

En cas de retenció o detenció ⤵ pic.twitter.com/aF3zRCWPyi

— #ElPoderDelPoble (@CDRCatOficial) February 25, 2018

El Gobierno ha calificado este domingo de “injustos y mezquinos” los desplantes al Rey Felipe VI anunciados por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, y ha advertido que ponen en riesgo que Barcelona “pueda seguir albergando en el futuro un evento global de tanta importancia”.

El Gobierno ha afirmado que acompañará al jefe del Estado durante su estancia en Barcelona con motivo de este evento internacional. “La presencia del Rey en Barcelona simboliza el apoyo de la Corona y del conjunto de España al MWC, y por extensión, al desarrollo y pujanza de la economía catalana”, sostienen fuentes gubernamentales.

El ex presidente catalán, Carles Puigdemont, fugado en Bruselas de la Justicia española, ha reclamado al rey Felipe VI que pida “perdón” por su “papel inconstitucional el pasado mes de octubre”. 

Puigdemont ha publicado un ‘tuit’ este domingo tras la polémica por el plantón que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el presidente del Parlament, Roger Torrent, darán al monarca en su visita a Cataluña con motivo del Mobile World Congress.

“El rey Felipe VI será bienvenido a la República de Catalunya como máxima autoridad en España cuando pida perdón por su papel inconstitucional el pasado mes de octubre”, ha escrito en su cuenta oficial de Twitter.

This content was originally published here.

Deja un comentario