Netflix: El equipo de ‘Dos Cataluñas’ devuelve el premio Cinema for Peace tras recibirlo de manos de Puigdemont | Cultura | EL PAÍS

Netflix: El equipo de ‘Dos Cataluñas’ devuelve el premio Cinema for Peace tras recibirlo de manos de Puigdemont | Cultura | EL PAÍS

image_pdfimage_print

El codirector del documental Dos Cataluñas, Álvaro Longoria, ha devuelto la mañana de este martes el premio que recibió la noche del lunes por parte de la Fundación Cinema for Peace, que le fue entregado de manos de Carles Puigdemont, que se desplazó a Berlín para asistir a la gala. En una carta que ha entregado junto al trofeo, Longoria cuenta: “Creemos que el acto de entrega no ha sido imparcial y le ha fallado a nuestra ética profesional y a uno de los principios claves de nuestro documental, la neutralidad”

MÁS INFORMACIÓN

En entrevista con EL PAÍS, el cineasta, conocido tanto por dirigir documentales como por su labor de productor a través de la empresa Morena Films, ha subrayado: “Nosotros no sabíamos los detalles de la entrega, solo que estábamos nominados, y nadie nos habló de un discurso político previo”, lo que hizo Puigdemont al subir al escenario. “Por la gente del expresidente catalán nos enteramos hace unos días de la posibilidad de su presencia”; cuenta Longoria, “e insistimos a la organización que no le sentaran en nuestra mesa, porque nuestro filme no quiere ser pieza de manipulación informativa, sino de denuncia de estos actos”. Desde Cinema for Peace, que cuenta con Mijaíl Gorbachov como presidente honorífico, les explicaron que Puigdemont ni siquiera iba a hablar. “De repente, vimos que subía al escenario, con lo que pensé que efectivamente habíamos ganado, y realizó su propio discurso”, asegura Longoria. Su compañero de codirección, Gerardo Olivares, presente también en Berlín, decidió no acudir a la cena al enterarse de la presencia del político. “Yo sí fui porque ya había confirmado y porque desde la fundación me habían insistido en la no manipulación del evento”. Junto a Puigdemont subió la soprano alemana Anna Maria Kaufmann, que cantó Don’t cry for me Catalonia, versión del clásico de Andrew Lloyd Webber No llores por mí Argentina.

Durante su discurso, el expresident relató, según los asistentes, una cronología de los hechos ocurridos en Cataluña. Y explicó: “Mañana comienza en Madrid un juicio contra miembros del Gobierno de Cataluña, líderes sociales y la expresidenta del Parlamento catalán por organizar un referéndum de independencia en nuestro país […] . Además, otros siete miembros del Parlamento y del Gobierno están viviendo en el exilio, en tres países europeos diferentes”. Antes de entrar a la cena, el político aseguró a un grupo de periodistas: “Para mí es importante poder estar presente en este evento en un marco de reconocido prestigio que destaca los trabajos cinematográficos en favor de losderechos humanos y particularmente la paz con la que nos sentimos muy comprometidos”.

Dos Cataluñas ganó en la categoríaCine para la Paz y la Justicia, en la que también competía El silencio de otros, de Almudena Carracedo y Robert Bahar. El documental, producido por Netflix, sobre los últimos meses del proceso independentista, se compone de dos horas organizadas fundamentalmente con aportaciones de políticos, periodistas, politólogos, académicos… En el proceso de documentación y filmación sus autores realizaron hasta 85 entrevistas, siempre con la idea de que fuera ecuánime y que hubiera voces de todas las partes. Longoria asegura que no ha recibido ninguna presión de Netflix para devolver el galardón, aunque sí les fue avisando de todos sus pasos

Cinema for Peace es una fundación con sede en Berlín, que inició sus actividades tras el 11-S. Desde 2002 celebra una gala de entrega de premios en la capital alemana, aprovechando la presencia de numerosas estrellas del cine en la Berlinale. Entre sus miembros están Charlize Theron y el artista chino Ai Weiwei, que ayer asistió a la gala. Entre otros asistentes se pudo a ver al músico y activista Bob Geldof, a las actrices Catherine Deneuve, Faye Dunaway, Nastassja Kinski y Katja Riemann, a productores de cine y a políticos alemanes como el excanciller Gerhard Schröder. Este periódico ha intentado sin éxito ponerse en contacto con Cinema for Peace.

This content was originally published here.

Deja un comentario