Seo: ¿Aliado o enemigo de las PYMES? | Sed Emprendedor

Seo: ¿Aliado o enemigo de las PYMES? | Sed Emprendedor

image_pdfimage_print

Seo: ¿Aliado o enemigo de las PYMES?

Con el crecimiento de Internet y las tecnologías convergentes, pensar hoy en un negocio que no tenga presencia digital es prácticamente inviable. A todo esto, tenemos que considerar que estamos ante un consumidor muy informado, al que le encanta ser parte de la comunidad en red: deja mensajes, habla de la marca, nos hace publicidad y también nos da algún que otro dolor de cabeza.

Este nuevo cliente digital hoy nos “googlea” antes de visitarnos, lee referencias de otros usuarios y decide una visita a nuestro local en base a la información que obtuvo de otros clientes que han dejado su experiencia.

Las cifras hablan de que más de un 70 % de la población mundial accede diariamente a internet, desde diferentes dispositivos como Smartphones, computadoras y tabletas.  Argentina es uno de los países con más hiperconectividad de la región, con un índice de penetración de Internet de más del 60 por ciento, del cual un 50 % lo hace desde su celular.

A todos estos datos tenemos que agregarle que más del 80% de los clics que reciben los enlaces a los sitios web de los buscadores vienen referenciados de la búsqueda de la primera página, por lo que resulta imposible no pensar en cómo estar en esa “primera página”, y es acá donde hacen su aparición las famosas siglas del SEO (Search Engine Optimization) y SEM (Search Engine Marketing).

Muchas veces en reuniones de Marketing las escuchamos, pero quienes no forman parte de la industria poco entienden a qué se refieren y la importancia que tienen en el posicionamiento de una marca.  

Google ordena los resultados de búsqueda de acuerdo a algoritmos internos que son muy complejos y cambiantes, para estar en las mejores posiciones es necesario cumplir con los requisitos que Google nos plantea. Para eso es que hacemos SEO, de manera orgánica, y SEM, de manera paga.

El SEO se encarga de la optimización del sitio, que incluye diferentes acciones como un diseño atractivo, que sea fácil de navegar, que cuente con medidas de seguridad necesarias para que el usuario navegue seguro, que los tiempos de descarga sean aceptables, que el sitio sea responsive (es decir, adaptado a las diferentes pantallas desde donde el consumidor ve el contenido), que esté conectado a las redes sociales y otro tanto de acciones.

Ahora bien, el SEM se encarga también de posicionar nuestro sitio web en los primeros resultados de búsqueda pero esta vez de manera paga, haciendo publicidad online por medio de Google.

Lograr ocupar las primeras posiciones de los buscadores no es una tarea sencilla y si nos referimos al SEO, además debemos contar con algunos conocimientos técnicos.

La inversión en SEO es otro factor a tener en cuenta; la misma no es económica y no vemos sus frutos hasta por lo menos pasados los seis meses de implementación. A pesar de esto, una vez logrado un buen posicionamiento, éste se mantiene, salvo que nuevamente nos quedemos en el tiempo.    

Guardar tu sitio en las segundas páginas de los buscadores es destinarnos al olvido, entonces: ¿Ya pensaste qué lugar querés ocupar con tu negocio online? ¡Manos a la obra!

This content was originally published here.

Deja un comentario