Ondas gravitacionales: esta sería la primera detección de un agujero negro tragándose una estrella de neutrones | N+1: artículos científicos, noticias de ciencia, cosmos, gadgets, tecnología

Ondas gravitacionales: esta sería la primera detección de un agujero negro tragándose una estrella de neutrones | N+1: artículos científicos, noticias de ciencia, cosmos, gadgets, tecnología

image_pdfimage_print

Ondas gravitacionales: esta sería la primera detección de un agujero negro tragándose una estrella de neutrones

Las ondas gravitacionales pueden haber revelado un agujero negro en el proceso de deglución hasta una estrella de neutrons. De confirmarse, este sería la primera detección de su tipo. / Dana Berry/NASA

Las antenas de LIGO y Virgo, interferómetros diseñados para detectar ondas gravitacionales, acaban de registrar lo que podría ser la primera detección de una fusión de una estrella de neutrones con un agujero negro. El reporte fue publicado en GraceDB, una base de datos pública que reúne candidatos a detecciones de ondas gravitacionales. 

Ondas gravitacionales

Las ondas gravitacionales son perturbaciones periódicas en el espacio-tiempo predichas por la teoría general de la relatividad de Albert Einstein. Estas nacen cuando una masa tiene movimiento acelerado en la ausencia de estricta simetría rotacional; sin embargo, solo surgen oscilaciones relativamente fuertes cuando el movimiento nace de masas realmente grandes, como la de estrellas de neutrones o agujeros negros. 

La primera detección fiable de ondas gravitacionales se dio el 14 de septiembre de 2015, parar meses después anunciarse mundialmente. En total, se registraron más de 30 eventos entre los cuales encontramos la fusión de cuerpos con decenas de masas solares; de acuerdo con los conceptos modernos que tenemos del universo, solo podrían tratarse de agujeros negros. Incluso hemos sido capaces de detectar ondas gravitacionales de la fusión de estrellas de neutrones, lo cual fue confirmado posteriormente por la observación de telescopios convencionales.


Infografía de evolución estelar.
Molasaber

Estrella de neutrones versus un agujero negro

La detección aún no ha sido confirmada, pero de hacerlo sería la primera detección de este tipo de fuente: un cataclismo nunca antes visto. Los investigadores de ondas gravitacionales en LIGO y Virgo aún están analizando los datos para verificar qué es lo que creó estas ondas. 

“Algo ha ocurrido allá en el cielo”, declaró Daniel Holz de la Universidad de Chicago y miembro de LIGO. “Hasta ahora, no se parece a nada que hayamos detectado con tanta confianza antes”. 

Según Sciencenews, el nuevo descubrimiento ofrece mucha evidencia sólida. La detección fue tan clara que es muy poco probable que sea una falsa alarma. Esta onda tiene una calidad excepcionalmente alta: una probabilidad del 90% de que el evento provino de una superficie en el cielo de solo 23 grados cuadrados.

El estudio adicional del encuentro podría ayudar a revelar nuevos secretos sobre algunos de los objetos más misteriosos del universo. Sin embargo, la detección de potencial es interesante en sí mismo, dice Holz. “Lo primero de todo es siempre muy fascinante”. 

Las ondas gravitacionales representan un campo de estudio en relativo crecimiento. Desde la primera detección en 2015 siguen haciendo noticias. Hace unas semanas, se anunció que el observatorio gravitacional LISA será usado para detectar exoplanetas que orbiten enanas blancas.

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma:www.nmas1.org”.

This content was originally published here.

Deja un comentario